Lavabos pequeños

Lavabos pequeños

Los baños pequeños son ideales para las casas que tienen poco espacio o para aquellos casos que queramos conseguir un efecto estético asociado al minimalismo.

Es por eso que debemos evaluar con detenimiento el diseño y los equipos de este espacio tan importante, ya sea para reconstruir o construir, tenemos lavamanos para baños pequeños y todo lo que necesitas para llevar a delante tu proyecto de baño.

Todo es posible con creatividad. Recuerda que los espacios reducidos suelen producir más sombras, pero cuando creas tu propio ambiente e incluyes lavabos para baño acorde con tu necesidad, sentirás gran comodidad conforme al área que tienes.

Si necesitas ayuda adicional puedes encontrar más información en Cómo elegir el lavabo correcto.

También puedes echar un vistazo al catálogo de lavabos pequeños que ponemos a tu disposición en nuestra tienda online.

Lavabos para baños pequeños, una guía completa

Uno de los mejores trucos que puedes implementar para ganar unos centímetros en el baño, es usar alguno de los modelos de lavabos pequeños que te mostramos.

Con un poco de creatividad en la instalación y los accesorios adecuados, puedes convertir un cuarto de baño estrecho en un espacio menos colapsado y, por tanto, más cómodo.

Lavabos rectangulares

Entre los lavabos para baños pequeños los rectangulares ofrecen la oportunidad de aprovechar al máximo el espacio, ya que su forma lineal puede ser colocada perfectamente a lo largo de la pared o en una esquina, por la que ocuparán poco espacio y se convierte en una gran opción en los baños pequeños.

Ciertamente, este tipo de lavamanos los hay en distintos tamaños, pero para que esta magnífica forma disfrute el espacio conforme al área del baño,  es recomendable que escojas un lavabo de baño pequeño. También escoge un modelo a tu gusto: sea flotante, con gabinetes o sencillos, lo ideal es que se adapte a ti y a tu comodidad.

Lavabos para baños pequeños: lavabo suspendido

Los lavabos suspendidos eran muy comunes en los cuartos de baño pequeños de los años 1940 y 1950. También se les llama lavabo sobre encimera, en el que las tuberías deben estar adjuntadas a la pared, dejando espacio libre en la parte inferior.

Es una gran opción para un baño de estilo retro o vintage donde las tuberías a la vista son una parte esencial del diseño general, en el que es acorde usar un tamaño pequeño para que puedas disfrutar de más espacio alrededor del lavabo.

Además del espacio adicional que proporciona un lavabo suspendido, también obtendrás la flexibilidad de colocarlo en cualquier nivel que elijas. Para compensar la falta de espacio de almacenamiento debajo, puedes optar por una columna, una estantería o una cesta llena de toallas enrolladas en el suelo.

Lavabo sobreencimera de GME

El Lavabo con pedestal, la solución clásica

El clásico lavabo de «casa de padres» se mantiene en auge por su estilizada apariencia y su capacidad de ahorrar espacio. La instalación de fontanería va dentro del pedestal, que a su vez va montada al suelo. Lo que lo hace más complicado que un lavabo suspendido.

Para un espacio muy pequeño, también existen los lavabos con pedestal de esquina, que no solo son funcionales, sino que también aportan una dosis de encanto extra. Este tipo de lavabos merecen un aplauso, ya que puedes incluir un mueble de lavabo con pedestal de esquina que hace que todo sea más práctico y al estar en una esquina hace que recuperes más espacio en el baño.

Lavabos con muebles compactos, almacenamiento extra

El lavabo es una pieza fundamental en el baño y aunque el espacio sea reducido, no puede faltar. Pero eso no significa que debamos excluir otras piezas que harán que tengamos todo al alcance de nuestra mano. Los lavabos de baño pequeños pueden ajustarse a un mueble compacto, en el que podemos almacenar toallas o productos de higiene.

Si no quieres renunciar al almacenaje debajo del lavabo, existen muebles pensados para adaptarse a espacios muy reducidos.

Lavabo con consola, la solución más estética

Si necesitas espacio adicional, aunque solo sea para dejar tu cepillo de dientes, quizás una consola es la mejor opción. Es una opción intermedia entre no tener almacenaje y un mueble que carga más el espacio. Las consolas tienen un aspecto muy ligero y esbelto y cuentan con espacio alrededor de la pileta. Por lo que tendrás lo mejor de ambos diseños.

Lavabo tipo Bowl

Este tipo de lavabos los hay de distintos tamaños, es redondo y de ahí su nombre de tipo bowl. Además, son altos, por lo que no tendrás que agacharte para hacer uso del mismo. Una de las cualidades es que son compactos y es otro punto a favor de los baños con un espacio reducido, ya que además en su mayoría se les colocan gabinetes.

Los materiales en los que están fabricados estos lavamanos pequeños son diversos: los hay de lavabos de cerámica, aluminio y cristal, por mencionar algunos. Te recomendamos el de cristal, puesto que su transparencia creará una ilusión de más espacio, dando la sensación de que hay menos cosas de las que en realidad hay en tu baño.

All comments